Private Chauffeur Barcelona, habilidades y cualidades

Mucho más que discreción: este es el perfil de un Private Chauffeur

Confiabilidad, prudencia y eficacia son las primeras cualidades que se te pueden ocurrir cuando piensas en un Private Chauffeur, un conductor profesional a tu servicio disponible para cumplir con tus citas profesionales y personales. Gracias a nuestra experiencia en el sector del transporte privado podemos afirmar que este perfil es mucho más completo de lo que imaginas. La formación en atención al cliente, el dominio de idiomas y el conocimiento de la ciudad lo convierten en un aliado indispensable para moverse tranquilamente y sin complicaciones. Hoy queremos explicarte cuáles son las habilidades y tareas de un chófer privado y por qué no deberías conformarte con menos la próxima vez que requieras la contratación de sus servicios.

Cuando te sientas en un vehículo de alta gama confías en que su conductor esté a la altura de las circunstancias del transporte privado. Quieres dedicarte a tus tareas sin interrupciones, esperas un trayecto sin agobios y confías en su trabajo para llegar puntualmente a todas partes. Consciente de que de su trabajo depende el éxito de tus proyectos, un Private Chauffeur de Aurum Experience reúne, como mínimo, estas cualidades:

  1. Conoce la ciudad y sus alrededores como la palma de su mano. Más allá de la navegación por satélite (¡que tantas veces falla!), este profesional sabe cuáles son las rutas y horarios más convenientes.
  2. Si necesitas un guía bien informado, un conductor especializado puede indicarte los mejores restaurantes, teatros, hoteles, tiendas y centros comerciales, entre muchos otros sitios de tu interés.
  3. Los aeropuertos, helipuertos, puertos marítimos y estaciones de tren son lugares que conoce muy bien. Confía en su experiencia para abordar sin retraso cada vez que lo necesites y cuenta con que estará listo para darte la bienvenida a tu regreso.
  4. Un chófer privado sabe que la primera impresión es fundamental y por eso viste de manera impecable en cualquier momento del día y de la noche.
  5. Así mismo, el vehículo siempre estará perfecto por dentro y por fuera. Motor, ruedas, combustible, carrocería… Él se encarga de su mantenimiento y limpieza porque es su herramienta indispensable de trabajo.
  6. Un conductor profesional se encargará de tu equipaje. Olvídate de ir de un sitio a otro con maletas porque él te las dejará en el lugar que le indiques para que tengas tus cosas siempre a mano.
  7. Un buen chófer no improvisa, se anticipa. Además de planificar las rutas con antelación, tiene la capacidad de reaccionar con eficacia ante cualquier imprevisto ya que la puntualidad es su mayor preocupación.
  8. Gracias a su formación en servicio al cliente, un chauffeur Barcelona puede coordinarse con tu asistente para planificarte cada cita sin que tengas que preocuparte por ningún detalle.
  9. En caso de que requieras de un servicio integral, el conductor privado puede encargarse de llevar y recoger a los niños del colegio, realizar pequeñas tareas de mantenimiento del hogar o del cuidado de mascotas.
  10. Muy organizado y flexible, un chauffeur profesional puede ocuparse, además, de labores de mensajería o hacer reservaciones con eficacia.

Prudente como ninguno, el private chauffeur sabe que la confidencialidad es un componente esencial de su perfil. Por esto y porque sabemos que sus servicios se han convertido en un must para ti, ponemos a tu disposición toda nuestra experiencia en Transporte VIP para hacer aún más agradable e inolvidable tu próxima visita a la ciudad.